VERANO

VERANO

Querida familia parroquial, ha llegado el verano con el ansiado sol y calor. Para muchos este tiempo será ocasión para encontrar el descanso merecido, para recuperar el equilibrio, la serenidad, para recomponer las relaciones maltrechas por el frenético curso.

El contacto con la naturaleza, el pasar más horas con aquellos familiares que el curso nos roba, pero sobre todo el trato con el Señor, en la adoración, en la Misa, en la confesión es lo que nos restaura.

Pero en el verano no es todo “fiesta”, es tiempo donde la soledad puede pesar más, donde la enfermedad, la pobreza en sus diferentes caras contrasta con el divertimiento de otros. No dejemos a nadie desamparado, como familia parroquial cuidémonos unos a los otros.

Dm. éste será el último número de “En Familian” hasta septiembre. Pidámosle al Señor que bendiga todas las actividades parroquiales que se realizarán este verano, de un modo especial el campamento de verano del grupo Scout Doniantzu, el viaje de jóvenes a Asturias y la Misión parroquial a Corumbá (Brasil). Recemos unos por otros.

MISIÓN PARROQUIAL A CORUMBÁ (Brasil) agosto 2018 ¿Quiénes VAMOS ?

Terminamos ya con la presentación de las personas que participarán en la próxima misión parroquial del mes de agosto…

CARLOS REY ESTREMERA. 62 años. Salesiano. “Pasé 23 años de mi vida en Brasil, algunos de ellos en Corumbá, siempre entre niños pobres e incluso de la calle, como los que vamos a encontrar en nuestro viaje. Sufrí mucho, gocé mucho y aprendí a amar a esta gente. ¿Cómo no desear volver? Para mí el volver ahora es fundamentalmente dos cosas: 1º ver los frutos de aquel trabajo, mío y de otras muchas personas; 2º compartir con vosotros, con quienes vais, aquella experiencia, deseando que también vosotros tengáis experiencia de lo que es dedicar la vida a a los demás y lo que eso produce en el corazón humano. Lo que espero es para vosotros que vais y para toda la parroquia que se queda: que se creen lazos de comunión entre quienes viven su vida cristiana en Corumbá y quienes la vivimos aquí, en Pamplona. El “que todos seamos uno”, que decía Jesús a sus discípulos.”

MARITXU URBELZ ERRO. 81 años. Bisabuela. “Me he apuntado, porque esta oportunidad de viajar acompañada, es un maravilloso regalo que el Señor me hace. *Uno más* Poder encontrarme con tantos seres amorosos. Estar nuevamente ahí, donde nada dí, al lado de cuanto recibí. Espero acompañaros en esa vivencia, que será, profundamente enriquecedora y os enseñará el valor de, cuanto poseéis y podéis: ver vuestro regreso (estoy segura) henchidos, felices de haberlo hecho.

PABLO MONREAL PÉREZ. 25 años. Químico. “Porque Jesús vive y lo quiero compartir con todo el mundo.”

Y también…

ALEX NAGORE IRIGOYEN. 28 años. Educador Social.

JOSÉ MONREAL PÉREZ. 23 años. Estudiante de informática.