MISIÓN PARROQUIAL ¿Quienes vamos? III

MISIÓN PARROQUIAL A CORUMBÁ (Brasil) agosto 2018 ¿Quiénes VAMOS ?

Querida familia parroquial, seguimos con la presentación de las personas que participarán en la próxima misión parroquial:

CARLOS JUAN DE DIOS URSUA. 23 años. Ingeniero industrial. “Yo ya había realizado varios voluntariados antes, pero siempre había tenido pendiente realizar uno como éste, que implica salir de la sociedad en la que vivimos y conocer otras realidades, otra forma de vida y otras necesidades. De tal forma, lo que me ha animado principalmente, además de las ganas de ayudar en todo lo que pueda, es enriquecerme y abrir la mente de todo lo que viva y conozca estando allí. Pero, además de ello, tener la oportunidad de viajar con amigos de la parroquia con los que he compartido tanto aquí, y hacerlo con una perspectiva de misión, hace que vaya a ser una experiencia mucho más completa. Así que a ese nivel de voluntariado más humano hay que añadir la dimensión de fe compartida, de donde sí que siento que voy a recibir mucho más de lo que puedo entregar. En definitiva, lo que espero de esta experiencia es poder aportar y ayudar a quien lo necesite y a aquello en lo que sea necesario, sabiendo que será mucho más lo que voy a recibir.

JOSÉ IGNACIO MONREAL MARQUIEGUI. 62 años. Analista clínico. “La opción de participar en esta aventura de misión parroquial se ha venido abriendo paulatinamente en mi horizonte en los últimos dos años, al sentir cómo resonaban con intensidad mensajes de Evangelii gaudium, como el de la invitación a ser ‘Iglesia en salida’. Lo demás ha sido dejarme llevar, como un niño en globo, confiado en que ese transporte que no manejo me llevará a un destino que no elijo. Vivirlo en Brasil, en un espacio conocido, es de gran ayuda en lo personal, pero en el fondo me pregunto qué querrá Dios de nosotros cuando nos ha animado a hacer lío, este lío. Como la canción: ‘Más allá de mis miedos, más allá de mi inseguridad, … aquí estoy para hacer tu voluntad’. Por ese camino andamos.“

MIGUEL GARISOAIN OTERO. 43 años. Cura. “Pienso que la misión ha estado en el origen de mi vocación. Recuerdo al hermano Erro, marista, que nos hablaba con pasión de las misiones. Tendría 7 años y fue la primera semilla. Desde que se planteó la posibilidad de una misión parroquial he visto en tantas cosas la mano de Dios. No hay duda de que aquí en Navarra estamos en tierra de misión, necesitamos a Jesucristo, pero a veces hay que tomar distancia, contagiarte del fuego de la Iglesia universal, volver al amor primero, para retornar esta inversión y contagiar lo vivido aquí en Zizur…”

MISIÓN PARROQUIAL A CORUMBÁ (Brasil) agosto 2018 ¿QUIÉNES VAMOS? II

MISIÓN PARROQUIAL A CORUMBÁ (Brasil) agosto 2018 ¿Quiénes VAMOS?

Querida familia parroquial, seguimos con la presentación de las personas que participarán en la próxima misión parroquial:

“CHELO” PÉREZ GONZÁLEZ. 56 años. Profesora.

“Soy brasileña de adopción. Tenemos tres hijos brasileños con lo que mis lazos afectivos con Brasil son fuertes. Hemos estado varias veces allí y siempre en el centro diocesano infanto-juvenil (CAIJ) que Navarra y Manos Unidas ayudaron a levantar en Corumba hace diez años. Conozco pues lo que vamos a encontrar y lo mucho que podemos hacer allí, llevándoles el cariño que Jesucristo les quiere dar por nuestra mano, pues lo que más necesitan (y tienen muchas carencias) es la de esperanza. Mi trabajo se repartirá entre la Misión en torno a la Parroquia y orientación pedagógica con 120 niños de 4 a 6 años con antecedentes de sufrimiento severo de entre los casi 600 que asisten al CAIJ. Espero mimetizarme con las personas que allí encuentre y empaparme de su autenticidad. Quitarme esta costra de superficialidad y egocentrismo que se nos pega en la sociedad que tenemos. Dios me ayude con vuestras oraciones

ALFREDO IRUJO ANDUEZA. 61 años. Abogado.

“La verdad es que tengo un especial cariño por Brasil y me ha parecido que era una oportunidad realizar esta actividad de servicio, fruto del hermanamiento entre dos parroquias y sus gentes, tan alejadas y a la vez tan próximas. Voy con un espíritu totalmente abierto, a ayudar en lo que pueda y, también, a aprender y a recibir “

JOSIMAR MONREAL PÉREZ. 22 años. Estudiante de pedagogía.

“Al haber nacido allí, cerca de Corumba, me siento unido a esas personas, uno más entre ellos. Por otra parte, como estoy estudiando Pedagogía, es una oportunidad de poner en práctica lo que estoy aprendiendo y hacerlo al servicio de quienes más necesitan.

Mi tiempo lo dedicaré también a convivir con la gente de las comunidades que nos reciben, a aprender de sus experiencias, a rezar con ellos y, por qué no, a disfrutar juntos de aquel trozo del paraíso terrenal.”

MISIÓN PARROQUIAL A CORUMBÁ (Brasil) agosto 2018 ¿QUIÉNES VAMOS?

MISIÓN PARROQUIAL A CORUMBÁ (Brasil) agosto 2018 ¿Quiénes VAMOS?

Querida familia parroquial, el pintxo-pote sirvió para que definitivamente toda la parroquia se enterase de que la Misión parroquial a Brasil va en serio. ¿Pero realmente alguien se va ir hasta allá? Queremos presentaros en los próximos “En familia” a los que Dm serán vuestros 14 embajadores. Ahí van los primeros:

RAKEL MENDIÓROZ LUSARRETA. 24 años. Profesora / Irakasle.

“Estaba deseando que la parroquia organizase algo así para apuntarme de cabeza! Creo que es una oportunidad única para vivir y compartir la fe tanto con la gente como en las situaciones que se me presenten durante el viaje. Creo que son experiencias que te ayudan a madurar en todos los sentidos.

Espero que este viaje nos sirva a todos para abrir nuestras mentes y sobre todo nuestro corazones. Espero traerme más de lo que voy a llevar y poder enriquecerme de la realidad que allí nos encontremos. En definitiva, espero que este viaje haga que mi corazón cada vez sea más semejante al Suyo.”

MAIALEN IRUJO AIZCORBE. 21 años. Estudiante de periodismo.

“Llevaba años queriendo conocer nuevas culturas a través de voluntariados. En cuanto supe que se iba a hacer este viaje no dudé en apuntarme. Que a dos personas completamente distintas nos una la fe es algo muy valioso. Mi mayor objetivo que espero conseguir en Corumba es llevarme a casa sonrisas y miradas cómplices, que sus miradas cuenten historias y muestren gratitud.”

JAVIER ECAY NARVAIZ. 21 años. Estudiante de medicina.

“Aunque vivo en Gazólaz, siempre he asistido a catequesis a esta parroquia, y cuando escuché que se estaba planeando este proyecto en una sesión, quise conocerlo mejor. Me parece una oportunidad fantástica, no sólo para ayudar físicamente en forma de voluntariado, sino para colaborar y trabajar desde los valores cristianos, difundiendo la forma de vida que me han transmitido.
Nunca antes había realizado ningún voluntariado… Ni siquiera he volado en avión. Espero aprovechar esta experiencia y vivirla con la intensidad que merece.“

Misión parroquial a Corumba. ¿Cómo puedo ayudar?

MISIÓN PARROQUIAL A CORUMBÁ (Brasil) agosto 2018

¿CÓMO PUEDO AYUDAR?

Querida familia parroquial, alguno me dice:”-Yo no voy a ir a Brasil, ya me gustaría…pero ¿cómo puedo echar una mano?”.

Lo primero, le diría que rezando. Puede hacer suya la petición que venimos haciendo cada Domingo:

Te pedimos Señor por los frutos de la misión parroquial a Corumbá (Brasil), el próximo mes de agosto. Por las comunidades que nos acogerán. Por aquellos que vamos a participar, para que seamos dóciles al Espíritu Santo y por toda nuestra parroquia para que nos convirtamos en una comunidad en salida, ofreciendo a todos los hombres la invitación a la amistad con Jesucristo.

En segundo lugar apoyando cuantas iniciativas vayan surgiendo, principalmente será recaudar fondos para llevar a Corumbá y recogida de material. Ahí van las fechas de estas acciones:

· Misas del 26/27 de mayo. La colecta irá íntegramente destinada a los proyectos de la Parroquia Ntra. Sra. De Fátima de Corumba. En la misas de 11 y 12´30 del 27 de mayo: pintxo-pote solidario por 2€ para el mismo fin.

· Misas del 9/10 de junio. Farmacia virtual. Recogeremos fondos para medicamentos.

· Viernes 15 de junio, concierto pro Misión Corumba, a cargo de MixTown.

· Misas 16/17 de junio recogida de juguetes y material escolar para llevar a Brasil.

Pronto también pondremos a vuestra disposición un grupo de wasap donde recibir información al respecto.

Gracias por vuestra generosa ayuda. Que esta Misión sea un momento de gracia para toda la parroquia y nos lance sin miedo, como dice el Señor este Domingo, a ir a la misión por todo el mundo…

MISIÓN PARROQUIAL A CORUMBA (BRASIL) AGOSTO 2018

1. MISIÓN PARROQUIAL A CORUMBÁ (Brasil) agosto 2018

¿Dónde vamos de misión?

A la Parroquia de Nossa Señora de Fátima (diócesis de Corumbá), en el barrio Cristo Redentor, ciudad de Corumba, Estado de Mato Grosso do Sul.

El estado, 10 veces más grande que Navarra, es principalmente una zona pantanosa. Con una población superior a los 100.000 la mayor parte vive en la ciudad de Corumba. Una ciudad de origen militar y colonial fundada hace 230 años a orillas del río Paraguay en la frontera con Bolivia.

2. MISIÓN PARROQUIAL A CORUMBÁ (Brasil) agosto 2018

¿qué vamos a hacer allí?

Querida familia parroquial, alguno me pregunta: – Pero bueno, ¿qué vais a hacer el mes de agosto en Brasil?, ¿turismo? ¿ir a sus famosas playas?….pues no exactamente.

El plan que conjuntamente estamos preparando con la parroquia de Corumba es intenso…por supuesto lo ponemos todo en manos de Dios.

El objetivo principal es compartir el Evangelio con sus gentes, yendo al encuentro de las personas. Habrá momentos para presentar nuestra Iglesia de Pamplona, su historia y más concretamente nuestra joven parroquia, así como para conocer la Iglesia y región que nos acoge.

Por así decirlo nuestro tiempo lo dividiremos entre tareas propias de evangelización (catequesis, celebraciones, preparación para los sacramentos, visita a enfermos, etc.) y labores más asistenciales (atender las necesidades formativas y de voluntariado de las comunidades, educación, apoyo escolar, problemática social, etc.).

La última semana extenderemos nuestra acción misionera a la población aislada del pantanal (dicen que hay caimanes y pirañas…por si acaso iremos bien vacunados).

Nuestro deseo es haceros partícipes de manera prácticamente on line de nuestras actividades, para que las viváis verdaderamente como vuestras. Queremos ser las manos de nuestra parroquia que se conmueve por el hermano herido y que desconoce a Jesucristo.

Libre de virus. www.avast.com

VIDA PARROQUIAL

Con la llegada de la primavera aunque el tiempo esté todavía perezoso florecen las actividades parroquiales: viaje a Zaragaza, confirmaciones, romeria, comuniones… Demos gracias a Dios de la vitalidad que suscita en nuestra comunidad y que esta sea signo de nuestra permanencia en Jesucristo, como el sarmiento en la vid. Ahí van unas fotos de las últimas actividades: visita y encuentro con Sor Isabel Guerra, pintora, el pasado sábado 28 de abril.Fotos también de la romería del 1 de mayo a Sagües.

GAUDETE ET EXSULTATE

El Papa Francisco publica su nueva Exhortación

Apostólica sobre la llamada a la santidad

En la introducción, el Papa explica que “el Señor lo pide todo, y lo que ofrece es la verdadera vida, la felicidad para la cual fuimos creados”. “Él nos quiere santos y no espera que nos conformemos con una existencia mediocre, aguada, licuada. En realidad, desde las primeras páginas de la Biblia está presente, de diversas maneras, el llamado a la santidad. Así se lo proponía el Señor a Abraham: ‘Camina en mi presencia y sé perfecto’”. Francisco explica que el nuevo documento no es “un tratado sobre la santidad, con tantas definiciones y distinciones que podrían enriquecer este importante tema, o con análisis que podrían hacerse acerca de los medios de santificación”. “Mi humilde objetivo es hacer resonar una vez más la llamada a la santidad, procurando encarnarlo en el contexto actual, con sus riesgos, desafíos y oportunidades. Porque a cada uno de nosotros el Señor nos eligió ‘para que fuésemos santos e irreprochables ante él por el amor’”, añade. La Exhortación, se divide en 5 capítulos: El llamado a la santidad; Dos sutiles enemigos de la santidad; A la luz del maestro; Algunas notas de la santidad en el mundo actual; Combate, vigilancia y discernimiento, todos ellos repartidos en 177 puntos. Se trata además el primer documento de este tipo que está dirigido en primera persona al lector. El Papa incluso pregunta si “¿eres consagrada o consagrado? Sé santo viviendo con alegría tu entrega. ¿Estás casado? Sé santo amando y ocupándote de tu marido o de tu esposa, como Cristo lo hizo con la Iglesia. ¿Eres un trabajador? Sé santo cumpliendo con honradez y competencia tu trabajo al servicio de los hermanos. ¿Eres padre, abuela o abuelo? Sé santo enseñando con paciencia a los niños a seguir a Jesús. ¿Tienes autoridad? Sé santo luchando por el bien común y renunciando a tus intereses personales”. Santos "de la puerta de al lado" “En la Iglesia, santa y compuesta de pecadores, encontrarás todo lo que necesitas para crecer hacia la santidad”, añade después de estas preguntas. Francisco pide pensar en “los santos de la puerta de al lado”, es decir, no solo en los “ya beatificados o canonizados”. “Me gusta ver la santidad en el pueblo de Dios paciente: en esta constancia para seguir adelante día a día, veo la santidad de la Iglesia militante. La santidad ‘de la puerta de al lado’; ‘la clase media de la santidad’”. La Exhortación termina con un capítulo dedicado al combate, la vigilancia y al discernimiento. Sobre lo primero, Francisco subraya que “la vida cristiana es un combate permanente”. “Se requieren fuerza y valentía para resistir las tentaciones del diablo y anunciar el Evangelio. Esta lucha es muy bella, porque nos permite celebrar cada vez que el Señor vence en nuestra vida”.

LA VIDA, ESE FRÁGIL Y PRECIOSO REGALO

LA VIDA, ES FRÁGIL Y PRECIOSO REGALO

No cabía tanta vida en aquella oquedad de la muerte. Y reventó su tiniebla, siendo imparable que la luz entrase por cada rendija. De par en par, la piedra cedió el paso no a la vida de antes, no a la mortalidad precedente, sino a la vida nueva que a eternidad sabía. Así fue el triunfo de Jesús resucitado sobre su muerte y sobre la mía.

Es lo que celebramos los cristianos en estos cincuenta días de pascua. Ponemos en nuestros labios un canto que tiene como estribillo y estrofa un aleluya que no acaba en su agradecimiento conmovido por tamaña gracia. La vida es así acariciada, abrazada, respetada y defendida, porque hemos aprendido a mirarla con los ojos benditos de quien asomado a ella le dio su aliento vital, su bondad primera, su más íntima belleza.

Por eso, la vida es algo demasiado grande, demasiado bello como para no tomárnosla responsablemente en serio. Uno de los pasajes más sugestivos de la Biblia, en el libro de la Sabiduría, tiene una expresión en la que queda manifiesta la intención bondadosa y embellecedora de Dios Creador: «Tú amas a todos los seres y nada de lo que hiciste aborreces, pues, si algo odiases, no lo habrías hecho» (Sab 11,24). Esta es la afirmación humilde que el pueblo cristiano ha hecho a través de los siglos de su historia. No es un Dios hostil al hombre, y el hombre no es extraño ante Dios.

San Juan Pablo II nos regaló una encíclica tomando la vida como argumento de la buena noticia cristiana: «El Evangelio de la vida está en el centro del mensaje de Jesús. Acogido con amor cada día por la Iglesia, es anunciado con intrépida fidelidad como buena noticia a los hombres de todas las épocas y culturas» (Evangelium vitae, 1). Y tanto más sorprendente puede resultar este anuncio cuanto más está en entredicho de mil formas este regalo supremo de Dios que es sencillamente vivir.

Vale la pena releer un texto del Vaticano II en donde se puso nombre a los desmanes contemporáneos:

«todo lo que se opone a la vida, como los homicidios de cualquier género, los genocidios, el aborto, la eutanasia y el mismo suicidio voluntario; todo lo que viola la integridad de la persona humana, como las mutilaciones, las torturas corporales y mentales, incluso los intentos de coacción psicológica; todo lo que ofende a la dignidad humana, como las condiciones infrahumanas de vida, los encarcelamientos arbitrarios, las deportaciones, la esclavitud, la prostitución, la trata de blancas y de jóvenes; también las condiciones ignominiosas de trabajo en las que los obreros son tratados como meros instrumentos de lucro, no como personas libres y responsables; todas estas cosas y otras semejantes son ciertamente oprobios que, al corromper la civilización humana, deshonran más a quienes los practican que a quienes padecen la injusticia y son totalmente contrarios al honor debido al Creador» (GS, 27).

Celebramos como cada año la Jornada de la Vida, en torno a la fiesta de la Encarnación del Señor. Es un modo precioso de construir un mundo nuevo y contribuir a la renovación de la sociedad porque como decía Juan Pablo II «no es posible construir el bien común sin reconocer y tutelar el derecho a la vida…. Ni puede tener bases sólidas una sociedad que –mientras afirma valores como la dignidad de la persona, la justicia y la paz– se contradice radicalmente aceptando o tolerando las formas más diversas de desprecio y violación de la vida humana sobre todo si es débil y marginada. Sólo el respeto de la vida puede fundamentar y garantizar los bienes más preciosos y necesarios de la sociedad, como la democracia y la paz» (Evang. Vitae 101). Jornada de la vida para dar gracias por ella. Para cantar el aleluya de la vida resucitada.

+ Fr. Jesús Sanz Montes, ofm, Arzobispo de Oviedo

2º Domingo de Pascua. Fiesta de la Divina Misericordia

2º Domingo de Pascua, Fiesta de la Misericordia

Desde 1931 Santa Faustina Kowalska recibió mensajes de Jesús que luego escribió en un diario de más de 600 páginas dirigido a un mundo que necesitaba y continúa necesitado de la Misericordia de Dios.

Benedicto XVI dijo en una ocasión “Es un mensaje realmente central para nuestro tiempo: la misericordia como la fuerza de Dios, como el límite divino contra el mal del mundo”.

La Fiesta de la Misericordia será un refugio para todas las almas

“Deseo que la Fiesta de la Misericordia sea un refugio para todas las almas y especialmente para los pobres pecadores. En ese día se abren las profundidades de mi misericordia. Yo derramo un océano entero de gracias sobre aquellas almas que se acercan a la fuente de Mi misericordia. El alma que irá a la Confesión y recibirá la Sagrada Comunión obtendrá el perdón completo de los pecados y el castigo. Ese día todas las compuertas divinas a través de las cuales la gracia fluye se abren. Que nadie tema acercarse a Mí, aunque sus pecados sean como el escarlata”. (Diario, 699)