Día: 28 noviembre 2019

ADVIENTO. UN TIEMPO PARA CAMINAR E IR AL ENCUENTRO DEL SEÑOR

¿Cómo debo preparar mi corazón para encontrar al Señor?”.

3 actitudes: vigilantes en la oración, trabajadores en la caridad y exultantes en la bendición.

· Es decir, debo orar, con vigilancia;

· Debo ser trabajador en la caridad. La caridad fraterna: no es solo dar una limosna, no; también tolerar a la gente que me molesta, tolerar en casa a los niños cuando hacen demasiado ruido, o al marido o a la mujer cuando están en dificultad, o a la suegra.

· Y también la alegría de bendecir al Señor.

Estoy en camino para encontrarlo a Él, en camino para encontrarme, y cuando nos encontremos veamos que la gran sorpresa es que Él me está buscando, antes de que yo comenzara a buscarlo. Él hace su camino para encontrarnos.

El Señor siempre va más allá, va Él primero. Nosotros damos un paso y Él da diez. Siempre. La abundancia de su gracia, de su amor, de su ternura que no se cansa de buscarnos. También a veces con pequeñas cosas.

Siempre me ha llamado la atención lo que el Papa Benedicto había dicho de que la fe no es una teoría, una filosofía, una idea, sino que es un encuentro. Un encuentro con Jesús.

Oh Dios, nuestro Padre, suscita en nosotros la voluntad de ir al encuentro con Tu Cristo’, con las buenas obras. Ir al encuentro con Jesús.

Francisco.